Música Religiosa

MISIÓN CRISTO RESUCITADO

 MISIÓN CRISTO RESUCITADO.

 

         

 

La iglesia se regocija por el excelente trabajo misionero y pastoral de Monseñor Víctor S. Gravini A. La iglesia en pleno se alegra por tan magna labor y le deseamos muchas mas bendiciones y oramos para que el señor lo siga iluminando en su trabajo misionero.

 

 

  

 

 

 

REQUISITOS PARA SER UN MISIONERO VETERO DE NUESTRA SEÑORA DE LA ALEGRÍA.

 

Sentirse con vocación de entrega y servicio. Decisión de darlo todo y convertirse en verdadero “hombre de Dios” haciendo todo el bien que pueda, despojándose y vaciándose de sí mismo para llenarse de Dios. Hasta los bordes y que rebose, haciendo que lo que rebose sea mucho, para que puedan aprovechar los demás. Para que la vocación sea verdadera hay que orar mucho, dialogar mucho, sencilla y llanamente con Jesús, diciéndole lo que siente  y lo que le pasa por dentro y lo que desea. Después de consultar con tu director espiritual encontrarás el camino acertado. (Medita profundamente en 2Pedro 1, 5-10)

 

¿SOMOS EXIGENTES?

 

En la IGLESIA MISONEROS VETEROS DE NTRA. SRA. DE LA ALEGRIA si es exigente. Tener una disponibilidad, una mentalidad abierta dando el cien doblado que Dios promete a los que lo dejen por seguirle. Tampoco hay una edad tope señalada en nuestros cánones, sino que todo se deja al buen criterio del promotor vocacional y el comité del ministerio que haya de admitir la solicitud.

En las aptitudes y capacidades intelectuales nuestra Iglesia si debe tener una buena formación teológica. Otros estudios y postgrados son muestras de superación para el desempeño de una mejor evangelización. Cada aspirante da de lo que tiene y se incline en su apostolado. Debe ser una persona natural, sincera para llegar al sacerdocio al servicio de las almas.

A todos los seminaristas se les ha de dar y exigir una formación profunda no solo teológica sino que desarrolle sus capacidades en otras profesiones acorde a los cambios de los tiempos.

 

¿ALGO DE  LO MÁS IMPRESCINDIBLE? Sí.

 

Estar dotado de un perfecto sentido de equilibrio mental. Por eso los caracteres cerrados hipócritas, indomables e insociables, así como los temperamentos neurasténicos, caprichosos, tercos y egoístas no podrán en modo alguno ser admitidos.

Mucho menos aquellos que ya tienen vicio arraigado, sobre la impureza y la soberbia.

En cambio, el que se sienta llamado a abrazar nuestro estilo de vida, desea y cree encontrar en el, el molde que mejor le va para alcanzar su propia santificación; digo d estudiar sí, colocando de su parte cuanto pueda, logrará entrenarse y alcanzar las virtudes más imprescindibles; la pobreza de espíritu y de vida, la castidad, la obediencia, la humildad, la renuncia y el amor al sacrificio; y, una vez adquiridas, sino es que ya las tuviese, practicarlas con generosidad y con perseverancia.

 

LA MEJOR SEÑAL.

 

La RECTITUD de IDENTIFICACIÓN sin duda alguna, y una voluntad firme y decidida de buscar tan solo a Dios, para servirle, en la manera y lugar que El designe.

  

ALGUNAS RECOMENDACIONES PARA SER UN AUTENTICO Y VERDADERO SEGUIDOR DE JESÚS EN LA IGLESIA MISIONEROS VETEROS NUESTRA SEÑORA DE LA ALEGRIA.

 

1.      Es un hombre que nada tiene, nada rehúsa... sino que tiene a Dios en abundancia.

2.  Es un hombre con vocación irresistible e inquebrantable de ser cimiento, raíz y agua subterránea. Oculto, pero sosteniéndose y dando vida.

3.      Es un hombre olvidado de si mismo y del mundo, para pensar y vivir tan solo para Dios.

4.      Es un hombre comprensivo con todos, pero exigente consigo mismo.

5.      Es un hombre como la roca, firme en medio de las corrientes del mundo. Jamás será corcho arrastrado fácilmente por las mismas.

6.      Es un hombre que debe hacerse cuanto antes, maestro de espiritualidad, pero con maestría adquirida en el estudio, y en la práctica sencilla y constante, pero además en crecimiento de su propia espiritualidad, aprendida directamente de Dios.

7.      Es un hombre ambicioso de santidad auténtica, maciza, callada, oculta y silencios, pero viva y fecunda.

8.      Es un hombre que vive plenamente la Fe, y no de los sentidos, ni de la sensibilidad o sentimentalismos.

9.      Es un hombre que da, lo da todo, se da todo y se da sonriendo.

10.  Es un hombre que da, contento y sonriente. Como que se siente seguro de todo en Dios.

11.  Es un hombre que no busca el honor de multitudes, sino lo silencioso y lo humilde; gasta su vida en el trabajo agotador y sin ruido, aunque jamás en la oscuridad y, mucho menos un alejamiento misántropo.

12.  Es un hombre que tiene ya su consigna, la misma de Cristo: “Pasar por el mundo haciendo el bien mayor posible”.

13.  Es un hombre que tiene su gozo y seguridad mayor en trabajar por la Iglesia de acuerdo a los cánones.

14.  Es un hombre apóstol sólido y macizo, pero jamás un apóstol laico, sin Evangelio, sin cruz y sin Cristo. Confiesa a Cristo siempre y en todas partes.

15.  Es un hombre que no se encuentra atado ni en su apostolado ni en su vida de adelantamiento espiritual, sin ponerle límite ni molde alguno. Toda necesidad es su campo. Pero siempre y en todo, según Dios, Evangelio.

16.  Es un hombre que aspira y va para santo, pero sin encogimiento ni miedos ridículos a la santidad. Una santidad a su medida y según Dios: sencilla, callada, personal y a su modo; pero extraordinaria en la substancia.

17.  El hombre no es santo, pero se está haciendo mientras viva.

18.  El hombre ama a Dios y todo lo de Dios, pues nada de lo que es de Dios, le es ajeno. Y no le ama por el gusto que encuentra en amarlo, sino por dársele del todo y para siempre, por alto que sea el precio que tenga que pagar para llegar a la unión más perfecta con el.

19.  Es un hombre que camina contento, aunque pise espinas, o aunque se le haga de noche en el camino. Como que se ha abandonado santa y totalísimamente en los brazos de su Padre dios, y nada teme ya.

20.  Es un hombre que sabe que para cosechar con alegría, hay que regar con lágrimas.

21.  Es u hombre que sabe a pesar de su vida austera y llena de renuncias, la lleva con gozo y entusiasmo. Porque sabe interpretar al Crucificado.

22.  Es un hombre convencido de lo que tiene que salvar, en sí y en los demás: son los principios y no las conveniencias.

23.  Es un hombre que hace suyo, pero muy profundamente, aquello de que solo hay un error que el hombre puede cometer en el mundo, y un pesar: el de no ser santo.

24.  Es un hombre que conoce, ciertamente, sus impotencias; pero conoce también sus capacidades.

25.  Es un hombre que no se  desanima ni desespera cuando se encuentra que adelanta poco; pues sabe que las cosas sólidas y sustanciales son de crecimiento muy lento y gradual. Por eso tampoco desiste de avanzar.

26.  Es un hombre que ha sido formado para atender, ayudar y salvar a los pobres. Si sólo siente placer ministerial con las clases altas, y habitualmente se dedica a ellas, con menosprecio de los pobres, es que ha traicionado su vocación.

27.  Es un hombre y sabe que el mundo tiene mieles muy pegajosas. Por eso él ha de ser como las abejas, que, hacen y andan entre la miel, pero sin que se les pegue a las alas. ¡Moriría!.

28.  Es un hombre que si está encargado de una casa o misión de la IGLESIA MISIONEROS  VETEROS DE NTRA SRA DE LA ALEGRIA, jamás romperá la uniformidad de la observancia y del espíritu de la obra. Rompería ramas; o mejor aún, destrozaría brotes.

29.  Es un hombre y sabe que su mejor sermón no es el que le oyen, sino el que le ven.

30.  Es un hombre que es todo sinceridad y  todo verdad si es  todo humildad. Y no quita ni pone, ni cambia, ni tergiversa nada.

31.  Es un hombre verdadero, procura tener estas tres cosas: decisión para obrar, firmeza para ejecutar y perseverancia hasta el fin.

32.  Es un hombre con respeto a los cánones, es como el buen hijo con su madre: la ama, la observa y la besa, pero no la discute.

33.  Es un hombre, a un hermano, sabe que después de la Santa Misa, no hay acción más digna de Dios que la oblación de sí mismo mediante el compromiso hacia la Iglesia o los religiosos la profesión religiosa.

34.  Es un hombre al que solo le interesa amar a Jesús colaborando en su Obra Redentora, salvarle almas con la oración y el sacrificio, abandonarse con El y como El, al querer divino del Padre.

35.  Es un hombre que tiene por norma que triunfar en la vida es poner constancia, responsabilidad, coraje, valentía, heroísmo en la misión que Dios le ha confiado. Es decir, florecer allí donde Dios le ha plantado, aunque sea en una roca.

36.  Es un hombre que de verdad contribuye a que reine en nuestras casas la paz y la alegría, la santidad y la armonía, logrando la unidad en la dirección y la fidelidad en la ejecución.

37.  Es un hombre que siente inquietud por obtener un semillero, y un criadero muy  fecundo de vocaciones, y así estima en grado sumo su propia vocación.

38.  Es un hombre que no cierra su alma al Obispo o a su superior, ni levanta un telón de acero, ni abre una zanja entre él y sus superiores por eso mismo jamás desertará, será siempre una persona, para sus superiores y compañeros. Todos confían en él.

 

¿ENCAJAN LAS NUEVAS CORRIENTES?

 

Procuramos modernizarnos, evitando el mundanizarnos, que como se ve, son dos cosas muy distintas. Estamos plenamente convencidos de que nuestros criterios clásicos y tradicionales sobre la disciplina, la obediencia, la humildad, el sacrificio y la caridad no son una antigüedad, sino una reserva que nos fortalece y nos hace abrigar confianza en nosotros mismos. Nos acomodamos ciertamente a los tiempos, pero no al espíritu del mundo. No queremos ser corcho que fácilmente corre arrastrado por las corrientes. Preferimos ser árbol en medio de ellas, con raíces bien profundas, y que en cada primavera se moderniza con flores y frutos siempre nuevos y sabrosos.

 

¿POR QUÉ A MI? Es la pregunta clave. Jesús ha puesto los ojos sobre ti. Averígualo. Es un honor y una respuesta seguir sus huellas.

 

Y Tú, ¿qué haces?

¿Sabes que Cristo te necesita?

 

Tienes la valentía de preguntarle, ¿qué quieres que yo haga?

¿O temes su respuesta?

Arriesgas mucho, tu vida, pero merece el esfuerzo... Cristo te necesita:

 

·         Para estar con El entre los hombres.

·         Para sembrar con El ilusión y alegría.

·         Para crear con El ambiente de amistad.

·         Para descubrir y recorrer con El senderos de paz y solidaridad.

 

 ¿QUIERES SEGUIR A CRISTO? Sé valiente. Lo eres, porque eres joven. De verdad que merece el esfuerzo. Arriésgate.

 

 

SE BUSCA UN JOVEN...de espíritu que quiera ser protagonista de su vida:

 

-          con valentía.                                -  con responsabilidad.

-          con originalidad.                          -  con ilusión.

-          con profundidad.                          -  sin complejos...

 

Que seas portador de vida y esperanza con estilo nuevo de fe, trabajo y expansión.

 

PRIMEROS CONTACTOSCon cualquier Obispo, sacerdote, religioso(a) de nuestra Iglesia, con gusto te atendemos y te recibimos. BIENVENIDO.

 

¿QUÉ ENCUENTRAS? Una formación cristiana, a través del estudio de la Sagrada Escritura, convivencias, retiros, Eucaristías vivenciales, grupos de oración, consejería, orientación profesional. Un encuentro personal y profundo con Jesús como lo hizo la Virgen María.

 

 

BIENVENIDO

 

OREMOS POR LAS VOCACIONES.

 

“Jesús y María: envíanos vocaciones santas. Vocaciones jóvenes de espíritu, con deseo de extender tu palabra”.  Amen.

 

PROMOTORES VOCACIONALES: 

 

+ Gonzalo Jaramillo Hoyos (Protojerarca) Cel. 313 877 75 86-(57) (0) 3671331 

 

       

        + Víctor S. Gravini A (Obispo Auxiliar) Cel: 310 2782624/3106813726-(57) (0) 5607282 

 

 

 

¿QUIERES SER VETER0?

La Iglesia Misioneros véteros de nuestra Señora

de la alegría......

 

 

Invita a todos a seguir los pasos

del verdadero maestro.....

Jesús de Nazareth

Uniéndote a nuestra Iglesia, visitando 

alguna de nuestras misiones ......

 

Estamos creciendo y mejorando para gloria de Dios...

 

Contáctanos...

habla con nuestro protojerarca

bishopgonzalo @hotmail.com

 Cel: 3138777586 o con

Mons. Víctor Gravini:

sacerdotemisionero

@hotmail.com

Cel: 310 2782624 

 

 

 SINODO 2017.

OCTUBRE 13-16 DEL 2017 

BIENVENIDOS (AS) ARGENTINA-CHILE-URUGUAY-PARAGUAY-MEXICO-ECUADOR-VENEZUELA-COLOMBIA 

TEMA.

JESÚS EN CASA.